Como hemos hablado anteriormente en otros posts, la cocina es un espacio vital de la casa, uno de los puntos de unión y relación, donde recibir y convivir. Y es que, desde la historia, la cocina era el espacio central donde calentarse, y por tanto el punto de unión.

En el momento en el que comenzamos un proyecto, uno de los espacios más importantes y en los que más tiempo se invierte diseñando es, cómo no, la cocina. Es entonces cuando surgen mil dudas, ¿Cocina con isla? ¿Cocina abierta o cerrada? ¿Tonos claros o mejor oscuros? Para resolver todas estas incógnitas, lo más importante es saber las necesidades del cliente y su forma de relacionarse dentro de ella.

 

-COCINAS ABIERTAS O CERRADAS

En los últimos tiempos, escuchamos mucho los conceptos de espacio abierto, continuidad en los espacios, amplitud… y en eso se basan las cocinas abiertas, una cocina integrada con el resto de espacios de la vivienda, lo más habitual con el comedor o el salón. Generando así un gran espacio abierto, sensación de amplitud y continuidad entre espacios.

Esta tipología de cocina no tendría sentido sin una relación entre estos ambientes, de manera que el diseño y la estética dialoguen entre ellos. Para ello, Santos ha sacado una línea de mobiliario; Living, que surge como respuesta a esta nueva tendencia de viviendas con espacios abiertos y ambientes que conectan entre sí. Por su sistema modular, este sistema de Santos permite crear muebles de salón, vitrinas, estanterías, paneles con baldas, aparadores, mesas auxiliares y cualquier tipo de sistema de almacenaje adaptándose al espacio y generando una continuidad entre ambientes.

Living: la nueva línea de mobiliario Santos para la zona de día

Living: la nueva línea de mobiliario Santos para la zona de día

Por otro lado, cuando hablamos de cocinas cerradas, nos referimos a espacios delimitados de cocina, como las cocinas convencionales, muchas veces con espacio de comedor en su interior.

 

-COCINAS CON ISLA: SI O NO

Las islas son espacios ideales para cocinar y trabajar, por su habitual amplitud para cocinar, así como para compartir con invitados, ya que se suele incorporar en ellas una zona de comer, ya sea con taburetes altos o con una mesa a continuación a diferente altura,

A la hora de decidirte por una, debes tener en cuenta el espacio, ya que una isla necesita de un espacio generoso, que permita movilidad y que sea realmente cuente con una gran superficie de trabajo para cocinar, cortar, almacenar utensilios, o incluso como zona de fregadero.

 

-TONOS CLAROS O OSCUROS

Escoger muebles oscuros o claros puede tener sus motivos de peso; los tonos oscuros son muy elegantes y una buena opción si queremos una cocina diferente y llamativa en cuanto a diseño. Por su parte, los tonos claros, son más neutros y atemporales, se adaptan bien a todos los estilos y si no quieres arriesgar es una apuesta segura. Estos, combinados con maderas son aptos para cualquier estancia y es más difícil que te canses de ellos, además uno de los factores más importantes es que aportan gran luminosidad a los espacios, por lo que son ideales para casas más pequeñas y con poca luminosidad y los tonos oscuros están reservados para lo contrario.